El acoso escolar, un problema de preescolar hasta universidad

Promover los valores y la sana convivencia entre los niños y jóvenes, así como eliminar el acoso en las escuelas y hogar es el trabajo de Fundación en Movimiento

Aula Agosto 2013 — Claudia Luévano

Ante el creciente problema del bullying escolar la Fundación en Movimiento creó un espacio web en donde se brinda apoyo y asesoría para padres de familia, maestros, niños y jóvenes en donde pueden identificar si están sufriendo bullying y cómo erradicarlo.

Con la misión de ayudar a erradicar el acoso en escuelas y los hogares a través del desarrollo de una serie de acciones que promuevan la sana convivencia entre los niños, jóvenes y adultos por medio de campañas de detección, concientización y corrección de aquellas acciones que amenazan su integridad física y moral y que al mismo tiempo promuevan el enaltecimiento de los valores.

Trixia Valle Herrera, directora general de Fundación en Movimiento explica que uno de los factores por los que se da el bullying, tiene su origen en los mensajes que envían medios de comunicación en los que se fomenta la violencia, la discriminación, la agresividad física y la agresividad sexual. “Es lo que están recibiendo los niños, desde la primera instancia como modelo a seguir o como algo normal. Es decir que la violencia se ha normalizado”.

Tipos de bullying:
- Sexual
- De exclusión social
- Psicológico
- Físico
- Cibernético

Influye le que los padres cada vez pasan menos tiempo con sus hijos, ya que desafortunadamente ambos tienen que trabajar.

“Un problema es que 60 por ciento de las mujeres están criando hijos solas sin apoyo de un hombre, lo que genera que las mamás tienen que trabajar largas jornadas y los niños están solos”, advierte.

Por otra parte, se les ha quitado toda la autoridad a los maestros en cuestión de disciplina, un maestro no puede decirle al alumno que guarde silencio o salga del salón, o suspenderlo por un día o tres si se porta mal, y mucho menos lo pueden correr; entonces en muchos casos se sienten inhabilitados e imposibilitados de corregir y llamar la atención, los alumnos lo saben y hacen su voluntad.

“El único recurso que quedaba a los maestros era que si se portaban mal les bajaban puntos de calificación, ahora como los niños tienen el pase directo de año ni siquiera hay un temor a reprobar, ya saben que tienen el pase de año y esto está generando una energía educativa que está llevando a los alumnos puedan hacer lo que quieren y no les va a pasar absolutamente nada”, añade.
También hay un contagio, si un niño sufrió bullying generalmente para cuidarse y prevenir que le vuelva a suceder empieza a generar bullying en otras personas.

Según se explica en la página de Fundación en movimiento, 70 por ciento de los niños en nuestro país han sufrido bullying en algún momento de su educación y por ello el problema representa algo muy serio.

EL CIBERBULLYING OTRA AGRESIÓ...

Existe una víctima, uno o varios agresores, pero los espectadores pueden ser miles, debido al alcance de los medios electrónico. Las agresiones se mantienen constantes, las imágenes, videos o comentarios afectan a la víctima, no sólo cuando son subidos a Internet, sino cuando otra persona los ve, es decir, mientras se mantenga en el ciberespacio.

Los medios que ocupan los jóvenes para realizar el ciberbullying pueden ser diversos,como lo cita la Guía de la Alianza por la Seguridad en Internet que a letra dice: “se lleva a cabo
utilizando medios socio-digitales, como computadoras, celulares, asistentes personales (PDAs), iPods, iPads, tablets, entre otra, a través de servicios como el correo electrónico, la mensajería instantánea, sitios de redes sociales, mensajes cortos (SMS) de celular, publicaciones digitales en internet (Blogs), imágenes comprometedoras o videos.

BULLYING DESDE PREESCOLAR

Hace cuatro años se podía decir que el bullying se presentaba en niños de quinto o sexto de primaria y hasta secundaria, en la actualidad es alarmante ver que ya se presenta en niños de cuatro años, es decir, en preescolar.

“Vemos casos desde los cuatro años que tienen la intención de molestar a sus compañeros. Antes los niños decían yo quiero ser amigo de todos, y ahora los niños presentan patrones de exclusión, de maltrato a sus compañeros, de acoso, violencia y todo esto nos está cobrando una factura social”.
La forma de hacer bullying va cambiando desde el lenguaje que se usa, actualmente es más agresivo y grosero, se dicen cosas terribles entre los niños incluso hablan ofensivamente de partes del cuerpo, de cosas secretas agrediendo a los padres, abuelos, hermanos.

“Actualmente no existe un control sobre lo que se dice. En ocasiones en las redes sociales, se fomenta que haya más bullying y que éste no se quede solamente en la escuela abarcando otras dimensiones y generando un problema social muy delicado”, concluyó Trixia Valle.